La mejor alternativa para grupos que buscan un refugio lleno de energía. Ubicado en Atotonilco, sede de un monasterio Benedictino, un Santuario del Siglo XVII, la casa de ejercicios religiosos y espirituales más grande y antiguo de México.
Está rodeado por balnearios de aguas termales que ofrecen múltiples alternativas al visitante.

Nuestros salones de usos diversos en forma de silos, tienen una altura de 12 mts., que invitan a la práctica de ejercicios, meditación, relajación y terapia. En esta atmósfera disfruta de privacidad y recogimiento para tu grupo.

Nuestra terraza al aire libre, con una hermosa vista al valle, así como las distintas opciones que te brindan nuestras instalaciones, proporcionan los espacios que requieres para el óptimo logro de tus objetivos.